lunes, 11 de agosto de 2014

Transformers 4: La era de la extinción

Nueva entrega basada en los juguetes creados por Hasbro, y nuevamente dirigida por Michael Bay. Y sí, es más de lo mismo que las anteriores entregas. Misma estructura, mismas explosiones, acción a cascoporro, unos personajes que importan poco, espectacular visualmente, pero vacía de contenido. Aún con todo, he de decir, que es superior a las anteriores, aunque eso, la verdad, signifique poco, pues no había que hacer mucho para superarlas.
En cuanto a la sinopsis, mantiene el mismo esquema. Los autobots, están escondidos, pues están siendo liquidados por los gobiernos, ya que los consideran una amenaza alienigena. En esto, llegan los robots malos, que unos vienen del espacio, y otros están siendo creados por los humanos, y Optimus Prime (el líder de los autobots), resurge de manos de un humano, y reúne a su banda, para de nuevo salvar el mundo de los otros malvados robots.

Mark Wahlberg, es el supuesto protagonista (supuesto, porque lo verdad, es que los personajes humanos que salen en la película, como en las anteriores entregas, importan poco, y son meros accesorios de los robots gigantes), se deja llevar y cumple su corto cometido. Acompañándolo, hay dos secundarios de lujo, Stanley Tucci y Kelsey Grammer. Ambos, me sorprende verlos en semejante tesitura, aunque si bien sus personajes no son tan ridículos como los que han aparecido en anteriores entregas. Tienen que hacer poco y tienen técnica de sobra para resultar aceptables en su misión y es algo que cumplen. Quizá en mayor medida Tucci, que Grammer.
Larga, muy larga, llena de incoherencias y sin sentidos (jolines que destrozan varias ciudades, y ni siquiera se les nota que les importen las vidas que han perecido sin duda en semejantes ataques), se deja ver solo por su aspecto visual, y porque en esta ocasión, las escenas de acción, no son tan mareantes como en otras entregas, y el señor Bay, nos permite disfrutar un poco más de ellas, sin que tengamos que entornar los ojos y sentirse mareados. Los últimos 40 minutos se hacen demasiado largos, y cuando parece que ya va a terminar, aparece un nuevo villano que te da 10 minutos de acción.
Apta para adolescentes y niños creciditos, pues no aparece ni una gota de sangre en toda la película, solo me queda dejaros a vosotros la elección de verla. Yo no puedo recomendarla, pero tampoco lo contrario, por lo menos aguante las casi tres horas del tirón, divirtiéndome viendo acción y explosiones, pues no aporta ninguna otra cosa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...