martes, 14 de enero de 2014

La última llamada

Thriller con mucha tensión, que a pesar de ser bastante regular, pasa como un suspiro, pues dura apenas 90 minutos, y entretiene los suyo.

Dirigida por Brad Anderson, que tiene en su nómina películas de producción española, como El maquinista, y Transiberian, nos sitúa ante el trabajo de los operadores de emergencias, y como de duro es su labor. Allí trabaja Jordan, una operadora, que tras un incidente que acabó en asesinato y sobre lo que se culpa por no hacer bien su trabajo, hace de profesora. En una de sus clases, llega una llamada que empieza a atender una de las novatas, y todo apunta a que es un secuestro por parte de un psicópata. Jordan, se tiene que poner el auricular, y dirigir ella la llamada de la vícitma, que esta siendo raptada en tiempo real.
La película es muy normalita, pero como he dicho entretiene bastante. La dirección es correcta, y mantiene la tensión en todo momento. Los actores, y sobretodo el trío protagonista, están muy bien es su papeles, todo esto, junto a un guión solvente, hace que la película pase muy rápido, y se convierte en una de esas película, que no esperabas ver, pero que sin embargo sorprenden gratamente.

Los actores principales, son Halle Berry como la telefonista, Abigail Breslin, como la víctima, y Michael Eklund, como el malo de la función. Los tres están correctos, y cumplen con solvencia su cometido.
Quizá la trama hacia su tramo final, falle un poco, pero por lo menos, su ultima escena, es bastante original, y se sale de lo que suele ser normal en este tipo de películas, y salva así la papeleta.

No me voy a entretener mucho en la película, pues como he dicho es de usar y tirar, es decir, bastante normalita, y no lo requiere. Tan solo decir, que se puede recomendar, sobretodo para esos momentos que no sabes que ver en televisión, y que sea de rápido consumo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...