jueves, 8 de agosto de 2013

El secreto de la pirámide

Película del año 1985 que no me canso de ver, y que recientemente he tenido el gusto de ver junto a mi hija mayor de 8 años, la cual a pesar de las reticencias por verla, ya que para ella es demasiado vieja, tengo que decir que le ha encantado, y se la ha tragado de principio a fin casi sin pestañear. Poco a poco la voy sumergiendo en mi mundo cinefilo de aficionado, y eso me encanta. Solo espero poder hacer lo mismo en su momento con mi hijo pequeño, todavía de tres años.
La película dirigida por Barry Levinson, con un guión de Chris Columbus, y la productora de Steven Spielberg, nos narra las peripecias de un joven Sherlock Holmes, y como por azar, llego a coincidir en su etapa de estudiante con otro joven Doctor Watson, mucho antes de que su amistad y compañerismo se afianzara en la edad adulta. Y como no, entre medio de todo esto, una serie de crímenes azotan al colegio donde está estudiando. Todo parece indicar a una misteriosa secta con lazos egipcios, y por supuesto, los dos jóvenes, van a investigar el caso, acompañados de una jovencita encariñada con Holmes.

Aunque la película adapte de alguna manera en forma de joven detective al investigador más famoso de las novelas, el film, mantiene el espiritu de ellas, sin que se caiga en la parodia, o se roce el infantilismo. Lo que si tenemos, es una gran película de aventuras, que consigue que el público de cualquier edad, disfrute de la película, dejandose llevar por el buen hacer del director, con un sólido guión de Columbus, el cual ya aventura lo que en un futuro iba a ser Harry Potter (hay mucho en la película que recuerda a esta saga), y desde luego, se nota la mano de Spielberg, todo un sello de garantía de calidad en cuanto a película familiar de aventuras se refiere.
Pero es que hasta los jóvenes actores, cumplen de sobra con su cometido. Son todos desconocidos, y reconozco que no he seguido su trayectoria para saber si han seguido haciendo buenos trabajos, pero desde luego en esta película están todos bien.

Mención especial tienen los efectos especiales. Fueron de los primeros en su epoca en resultar creíbles para estar hecho por ordenador en 3D, y no tienen nada que envidiar a los que se hacen en la actualidad. De hecho ese es el punto fuerte de la película, no ha perdido nada con los años, y bien podría haberse rodado ayer mismo, pues sigue estando vigente actualmente, no solo por la técnica de los efectos especiales, sino también por la trama, ambientada en los años en lo que se supone Holmes, era un joven estudiante.
Y como no, también se adelanta a su época, con una escena post créditos, que tan de moda esta últimamente sobre todo en el universo Marvel. No os la podéis perder.
En definitiva, una película que si en su momento no lo viste, no puedes dejarla escapar. En mi casa se ve por lo menos una vez al año, y ahora seguro que más, pues a mi hija le ha encantado, y ya sabeis como pueden ser los niños con una película que les guste. Solo espero no aborrecerla como me ha pasado con otras estilo, Cantajuego, Teleltubies, Pitufos, y demás por el estilo.

3 comentarios:

Jose Joaquin G.H dijo...

Tambien es de mis cintas favoritas. Ciertamente la escuela de Holmes es muy Hogwarts.... por cierto, el caballero de la cristalera es la primera criatura desarrollada por ordenador que hizo aparicion en cines.

Un abrazo crack...

alcorze dijo...

Es una peli de culto sin duda. Yo también la vi el otro día con mis hijos y les gustó mucho.

Serwan dijo...

Genial película ¿sabeis que el caballero infográfico lo hizo Pixar y este trabajo tuvo mucho que ver en que Steve Jobs invirtiera en esa empresa a los dos meses de estrenarse el film?

Ah, Serreina, supongo que querías decir que Harry Potter recuerda al Screto de la Pirámide y no al revés.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...