sábado, 16 de mayo de 2015

Tusk

Kevin Smith dirige esta película difícil de clasificar, que pasa por el terror y la comedia a partes iguales, también por la repugnancia, y se convierte en una de las obras más raras, más bizarras del director. Es mejor tomárselo a broma (esa era la intención de Smith), porque si no, no hay por donde cogerla.

Un popular podcaster llega a Canadá en busca de una historia que contar, y se encuentra con un filón: un veterano hombre de mar, que tiene mil y una aventuras que contar. Una de ellas, le lleva a la amistad que trabo con una Morsa en medio del oceano cuando estaba naufragado. Algo que esta dispuesto a repetir, aunque sea pasando por alto la raza humana.
Según parece, la idea de la película nació en uno de los famosos podcast que Smith graba. Allí se debatía sobre cual debería de ser la película más rara que se pudiera filmar. Una de sus ideas, Smith se propuso llevarla a cabo. Con poco presupuesto, se pudo manos a la obra para filmar Tusk, que debía ser su gran broma. Para algunos broma pesada, sin duda, pues a partir de mitad de metraje, no son pocos los momentos de gran repugnancia, pero para otros, los que menos en serio se tomen esta obra, pueden llegar a verle el punto cómico, y disfrutar de alguna manera de la película.
Para la película Kevin, ha contado con un recuperado Haley Joel Osment, Justin Long, un desconocido (y no solo por los kilos de maquillaje) Johnny Depp, Michael Parks, y no es tonto Smith, la guapa hija de el Puma Genesis Rodriguez. Todos están al nivel de la película, y ha sido una sorpresa ver a Osment ya crecidito, y trabajando estupendamente.

Un guión lleno de diálogos, como nos suele tener acostumbrados Smith, y aunque nos falten sus homenajes frikis, tenemos por lo menos comparar cierta habilidad del inspector interpretado por Depp, con la gran película El gran Lebowski.
Escenas repugnantes, con cierta tensión que nos llevan hacia el lado del terror, y que nos recuerdan a otra de las sagas que pululan por los cines (o mejor dicho por los televisores y ordenadores) y que nos recuerdan al insecto que tiene cien pies, hacen que la película pueda chirriar para muchos.

En definitiva, no es una gran película, ni lo mejor de Smith, aunque a su favor tiene que creo se nota y mucho que tampoco es lo que estaba buscando el director. No la puedo recomendar,  nada más que para los más fans de Smith, y que saben admitir su humor sea como sea, y para los que les gustan las pelis raras de coj..nes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...