sábado, 23 de mayo de 2015

Mad Max: Furia en la carretera

Si parecía imposible que una nueva entrega de la franquicia creada por George Miller, tantos años después de la tercera entrega nos podía sorprender, estábamos equivocados, o por lo menos yo lo estaba. Casi recién salido del cine y con el hype que eso crea, estoy escribiendo estas palabras intentando contener mis emociones hacia la película. Grandiosa de principio a fin, llena de puro espectáculo de bueno, magistralmente dirigida y montada, con actores que saben estar en su sitio, y una acción que casi no te deja pestañear por si te pierdes algo.
Se que hay muchas reseñas y críticas en la red que llenan de alabanzas la película, y os pensareis que puedo aportar de novedoso. Pues seguramente nada, pero me siento en la obligación de escribir una reseña de una película cuando me ha impactado tanto como esta. Se que últimamente estoy perezoso para escribir, seguro se me pasa, pero no llego a todo: trabajo, blog, radio, revistas,... y no quiero descuidar lo más importante en mi vida, mi familia. Así que por favor, creedme cuando os digo que estamos ante un espectáculo pirotécnico con mayúsculas, un prodigio de entretenimiento, y que esta bien atado con las anteriores entregas y no se echa de menos al actor principal Mel Gibson, sustituido en Furia en la carretera por un estupendo Tom Hardy.
No es la película del siglo, ni es arte y ensayo, pero sí que es lo que muchos buscamos en este tipo de películas: entretenimiento sin fin, y que no trate por tonto al espectador. Es una de esas películas que uno se siente obligado a ver de vez en cuando y que no cansan por la repetición de visionados. Y cuando digo que no nos tratan como a tontos, es porque con las pocas frases de guión que salen en la película, y menos aún de su protagonista principal (principal por Charlize Theron le come su buena cuota de pantalla a Hardy y con razón, esta estupenda), nos enteramos por completo de la situación de Max, y del mundo que en esta entrega le toca vivir: un mundo con una falsa religión que adora a los motores, la gasolina,... hasta para entrar en su Valhalla, se habla de que el cuerpo va a llegar todo cromado y reluciente. Sabes de los distintos personajes, los distintos niveles que existen en esta extraña civilización, en fin, que con pocas palabras basta.
Los actores están que se salen. Hardy es el perfecto sustituto de Mel Gibson (al que echamos de menos en un cameo oculto), Charlize Theron borda su papel de Imperiosa Furiosa, Nicholas Hoult, no resulta soso en insoportable, pues también esta perfecto en su papel, y el resto de secundarios, están al mismo nivel.

Miller dirige con maestría (recordemos que ya ha superado los 70 años), el montaje es perfecto, la fotografía con ese cambio de amarillos a azules queda genial, la banda sonora esta completamente integrada y te pone en situación, y las escenas de acción (casi se puede decir la única escena de acción que llena toda la película) son de vértigo y completamente creíbles. Seguro hay algo de CGI rondando, pero desde luego se nota que ha habido mucho trabajo de especialista llevando los coches al limite en el desierto.
Os habréis fijado que no he puesto sinopsis, pero creo que no os hace falta, seguro que ya la habéis leído en otros sitios. En definitiva, una película llena de excesos, cosas imposibles, persecuciones, acción,... vamos una pasada. El mejor espectáculo de acción de los últimos años.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...