viernes, 17 de abril de 2015

El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos

Las dos anteriores entregas, me parecieron bastante soporíferas: entretenían, pero no lo suficiente, porque parecían un chicle demasiado estirado. No me gusta hablar mal del universo de Tolkien. No soy un fan absoluto, pero sí una persona que cuando era más joven disfrute leyendo los libros, y que cuando por fin, una película de imagen real como la trilogía de El señor de los anillos, veía la luz, mis sueños se veían cumplidos, y pude disfrutar de cada minuto en pantalla como hasta ahora sigo haciéndolo.

Espero que el problema de esta nueva trilogía estirada demasiado y que quizá con una película o máximo con dos habría quedado mucho mejor, no sea precisamente que conocía los libros, los había leído, y me habían encantado la anterior trilogía. Pero es que en El Hobbit, falta todo lo que aquella tenía. Los personajes no tienen química entre si, no hay un verdadero sentimiento de grupo con una meta común. La épica parece muy disuelta con todo el CGI que se ha metido ha saco, y que no permite ni disfrutar del visionado de un orco, pues se nota demasiado, que todo es artificial, y no hay ni un solo maquillaje para crear esos ejércitos de monstruos. Todo esto y la cantidad de historias y escenas que el señor Jackson se ha sacado de la manga, han hecho que no disfrute de la película como debería haberlo hecho.
En esta ocasión, Peter Jackson, nos situa justo donde termino la anterior entrega, con un Smaug jurando venganza. Pues bien, en un par de escenas, queda ventilado, y pasamos directamente a lo que es toda la película: una batalla de cinco ejércitos generados por ordenador por el control del monte de los enanos. Y punto, no hay nada más y eso que Jackson lo intenta haciéndonos colar alguna que otra escena y personaje inventado, pero que careen de todo interés, y estas deseando llegue por fin el desenlace.
Estoy seguro que muchos estaréis en desacuerdo conmigo, pero no me podéis negar que en esta trilogía, el listón se ha bajado y mucho. Y no me vale la escusa de que se esta adaptando un cuento, y es lo que se quiere transmitir a la pantalla. Si eso fuera verdad, no veríamos tanta sangre, tanta muerte, y un niño de 5 años debería ser apto para verla por el disfrute de la aventura, pero eso no es para nada cierto. Un niño saldría horrorizado de tanta sangre y destrucción mostrada en pantalla.
Además están las escenas de acción imposibles. Sí, ya se que es fantasía, pero no me creo por ningún lado, casi todo lo que hace Legolas luchando, y sin embargo, sí que me lo creía en ESDLA.
Los actores, bastante tienen con cumplir su papel, y tan solo me limitó a nombrarlos, pues hacen lo mismo que las anteriores entregas: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Luke Evans y Orlando Bloom.

En definitiva, se puede ver, no se ya si recomendar mucho, pero desde luego, es de obligatorio visionado si te has tragado las anteriores entregas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...