jueves, 3 de julio de 2014

300: El origen de un imperio

Dirigida por Noam Murro, se trata de un secuela y a la vez una precuela de la estupenda cinta 300 que dirigió Zack Snyder. En esta ocasión, la historia se amplia, y no se queda tan solo en una de las batallas más decisivas de la historia griega, sino que aborda la guerra total entre persas y griegos.
Debería de haber sido más épica, pero no ha sido así, no se si por la dirección, los actores, o un flojo guión, pero aunque la película es bastante entretenida, no llega a la altura de su predecesora.

No hace falta sinopsis, tan solo decir que refleja el antes y el después de la batalla de las Termópilas, es decir, las guerras médicas, entre griegos y persas, y que a su vez, es la adaptación de nuevo de la novela gráfica de Frank Miller. En esta ocasión, no son los fieros espartanos los que se dirigen a la batalla (por más que Murro recurra al recuerdo de la película de Snyder), sino que son griegos, poco entrenados, en su mayoría campesinos, y con tan solo unos pocos dentro de la élite de bravos guerreros. Quizá sea este el punto de épica que le falta a la película, aunque si es así, esta muy desaprovechado, pues debería de haber resultado más grande, más de todo, el ver a unos simples campesinos, enfrentarse al poderoso Xerxes. Y no me confundáis, la película me ha gustado lo suficiente para repetir, pero tiene por contra la comparación con la primera película.
En esta ocasión, no se ha trasladado el dibujo del comic casi literalmente como se hacía en la cinta de Snyder, pero se ha ganado en profundidad de las escenas de lucha, aunque quizá se ha abusado un pelín de la cámara lenta.

Entre los actores, tenemos a una estupenda (en todos los sentidos) Eva Green, que protagoniza una de las escenas de sexo con más sin sentido del cine reciente. Pero que queda ahí, para el recuerdo, pues la escena es de las que más merecen la pena de la película ( y no solo por ver los bellos atributos de la protagonista, que también). Sullivan Slapeton, que aunque correcto, debería de haber sido el protagonista absoluto, y es fagotizado por completo por Eva Green. Y repiten Lena Headey y Rodrigo Santoro.
En definitiva, poco más que decir, una película correcta, bastante entretenida, aunque un peldaño por debajo de su predecesora. Y con un final, que eso sí, deja con ganas de más.

2 comentarios:

satrian dijo...

Solo por Eva Green ya merece la pena, porque Lena Headey sale poquito, en general entretiene, le falta más épica.

Soytutioargail dijo...

A mi me encantó, será porque estoy ya un poco asqueado que en este tipo de pelis muera el protagonista y me chafe el final feliz y aquí no (spoiler) XD. Yo salí muy feliz del cine, sobretodo con la primera batalla de Temístocles, brutal. Lástima que se hagan pocas pelis así con esta fuerza y si hacen otra secuela y sigue Murro en la dirección, me van a tener en el estreno gastándome los euros. Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...