domingo, 9 de septiembre de 2012

Ira de Titanes (Furia de Titanes 2)

Puede que sea mejor que su predecesora, pero no deja de ser una película que debería de haberme entretenido más de lo que lo ha hecho, que ha sido casi nada.

En esta ocasión, se ha prescindido del director anterior, y han colocado para dirigir esta película a Jonathan Liebesman, que si bien demuestra tener algo más de manejo para este tipo de pelis que Leterrier, tampoco es que se haya esmerado mucho.
Supuestamente, han pasado unos diez años desde la anterior aventura. Perseo, no desea nada más que una vida apacible en compañía de su hijo. Pero desde luego, los dioses, y su padre Zeus, no pueden permitirse perder sus poderes en el Olimpo, por lo que se vera obligado por las especiales circusntancias que están sobreviniendo a volver a levantar su espada. Zeus, ha caído prisionero por Hades y por Efestos (hermano e hijo de Zeus), y pretenden devolver a la vida a Chronos, para acabar con la vida en la Tierra.
El guión desde luego, no es lo mejor de la película, y tampoco lo es en muchas otras película que pretenden lo mismo que esta, pero por lo menos, logran dar una cierta coherencia, y entretener lo suficiente. Este no es el caso. Como en la anterior pelicula, las escenas se sucenden porque sí, y son capaces de estar tan pronto al borde del infierno, como al lado de su casa, sin que nada demuestre ni el la aventura del viaje, ni que les haya costado conseguirlo.

Las escenas de acción, son completamente increíbles, y destilan demasiado tufillo a CGI y a cartón piedra, que si por lo menos hubieran estado mejor rodadas, se soporta bastante mejor.
En esta ocasión, el cast actoral, tiene un mejor resultado, y casi todos están mejor en sus papeles. Además, se han contado con nuevos actores que supuestamente tienen mejor oficio. Entre ellos tenemos a Sam Worthington, que ejerce mejor que en Furia de Titanes, a Liam Neeson, también bastante más creíble, y a Ralph Fiennes y Rosamund Pike. Como contrapunto cómico, tenemos a Tobby Kebbel, y una breve pero buena aparición de Bill Nighy. Otro cantar es Edgar Ramirez, que por lo menos a mi, no me ha parecido estar a la altura del malo que se supone debe interpretar.

En definitiva, una película innecesaria, que bien se podrían haber ahorrado, y que a no ser que no haya nada mejor que ver, no la recomiendo.

4 comentarios:

satrian dijo...

Rosamund es que al final casi queda de comparsa, muy poco esfuerzo de guión e ingenio tuvieron en la segunda parte.

Kin G. Haro dijo...

La primera me horrorizo, y esta, la tengo por ahi... y no tengo ni ganas de verla...

leviathan23air dijo...

No pensaba verla, ahora mucho menos. Gracias.

Anónimo dijo...

Vi esta película a través de hbo online y la verdad me gustó, me parece mejor que la primera está entretenida, ideal para pasar un buen rato.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...