miércoles, 17 de agosto de 2016

Un miedo increíble a todo lo que existe

Película que pasó por el festival de Sitges, y que por fin se ha estrenado en nuestro país directamente al DVD.

El protagonista absoluto es el actor Simon Pegg (también produce la película), con dos directores debutantes al mando, la película juega con el surrealismo y la psicodelia, para presentarnos los miedos de su protagonista, escondidos desde la niñez, y que le han convertido en escritor paranoico, antisocial, y con un miedo terrible a la conspiración para matarlo.
Entre estas lides se mueven los dos directores Crispian Mills y Chris Hopewell, en una película que se mueve entre varios géneros, con tres etapas o actos bien diferenciados, pero que nos recuerda mucho a otras películas. La película pasa por el terror, el humor, el surrealismo,... unos cuantos generos que bien mezclados, pueden ser una bomba. Y eso es lo que en un principio y en ese primer acto, la película prometía.
Tras unos impresionantes títulos de crédito, y el estar viendo a Pegg encerrado en su casa, atemorizado por sus propios miedos inventados, la película deriva a otros dos pasajes más, que no tienen la misma fuerza que el primero. En el primero, la ambientación, el trabajo de un esforzado Pegg, esa atmósfera a lo Poe, hace que creas que toda la película va a ser así, y una pena, aunque no deja para que al final hayas disfrutado del film, pase por el momento de la lavandería, y termine en un último acto en un sótano (aquí vuelve a subir un peldaño la película). Todo cambia al llegar a la lavandería, y abandonamos el estilo de Poe, para meternos en algo más convencional, donde el humor hace más acto de presencia.
No creáis que no he disfrutado de la película. No deja de ser una estimable obra que habla de los propios miedos, y los traumas desde la infancia, pero en esos primeros treintas minutos, apuntaba mucho más alto. Cine al que recuerda: Kaufman, Gondry y Gilliam. Se ven por muchos sitios, y no es que le haga un especial favor a la cinta en todo momento. Aún con todo, me la recomendó Enrique Abenia, y debo de decir, que me alegro de haberla visto, así que la puedo recomendar, pero no seáis demasiado críticos con ella, al fin y al cabo, no deja de ser una obra menor, sin más aspiraciones.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...