jueves, 29 de octubre de 2015

The Green Inferno

En cierta manera homenaje a la ya película de culto Holocausto caníbal, y una desbarrada del director Eli Roth.
Estrenada en nuestro país hace ya dos años en el festival de Sitges, acaba de encontrar distribución en EEUU. El que la película no se haya estrenado nada más que en festivales de genero, y tan solo recientemente en su país de origen, hacen que la leyenda ante lo que nos podemos encontrar en pantalla crezca. Es quizá por esto, que a mi no me ha parecido para tanto, o a lo mejor que el recuerdo que tengo de la salvaje Holocausto caníbal, haya hecho que las compare, y me resulte más desagradable ver aquella que la recién estrenada en EEUU The Green Inferno. Con todo esto no quiero decir que la película me haya defraudado del todo, pero sí ante el hype autogenerado, creyendome que iba a tener que taparme los ojos en ciertas escenas de la película.
La película empieza presentando a los personajes y la situación que los motiva. Un grupo de estudiantes universitarios, viajan al Amazonas para protestar e intentar parar la destrucción de una aldea de indígena. Tras el momentáneo éxito y su vuelta a casa, la avioneta en la que se desplazan sufre una accidente, y los sobrevivientes quedan a merced de la selva. Son encontrados por los habitantes de la citada aldea, que en lugar de mostrarse amables, lo hacen como unos auténticos salvajes caníbales, y se las van hacer pasar canutas.
A partir de los primeros treinta minutos, al película se mete de lleno dentro de lo salvaje que prometía, pero lo hace en la búsqueda del entretenimiento puro y duro (eso sí, para el espectador avanzado y curtido dentro del genero que toca), y el gore, la sangre, y todo lo salvaje queda al servicio más de pasar un rato entre amigos comentando las escenas (que sabes son todo piedra y cartón), que provocando el horror o el tener que apartar la vista. Ojo, con esto no quiero decir que sea una pelicula amable y abierta a cualquier espectador ávido de acción y de terror. No es para todos los públicos (y no me refiero a la edad), es apta como ya he dicho para los más curtidos dentro del genero, pues si no eres afín a este tipo de películas difícilmente llegaras a terminarla y la rechazaras por completo sin comprenderla.
Hay una de las escenas que me sobran por completo, y es el momento onanismo de unos de los miembros del equipo de estudiantes. Fuera de todo lugar, incomprensible por la situación que estamos viendo, y que esta puesta tan solo para que el tipo nos caiga peor de lo que ya nos caía.
Entre el cast, casi no encontramos caras conocidas. Tan solo nombrar a Lorenza Izzo, no solo por ser la que mejor se desenvuelve, sino también por ser la pareja en la vida real del director. El resto cumple como en cualquier producto del genero Z o B, que podríamos llegar a clasificar esta película.

En definitiva, no puedo recomendarla más que a espectadores avanzados, no es apta para el público en general, ni para sus estómagos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...