sábado, 6 de diciembre de 2014

Sex Tape. Algo pasa en la nube

Me cuesta mucho hablar mal de una película, pero es que a veces, es imposible sacar algo positivo y reseñable. Con Sex Tape me ha pasado, tan solo puedo destacar dos cosas: los semidesnudos de Cameron Díaz y un estupendo Rob Lowe. El resto una caca muy aburrida.

Jake Kasdan es el director perpetrador de esta película, donde Jay y Annie, son un matrimonio con unos años ya a sus espaldas. Para revitalizar sus episodios de sexo, deciden grabarse a si mismos haciéndolo, pero por error, el video en lugar de ser borrado, es sincronizado con todos los Ipad que Jay tenía y ha ido regalando a cercanos y no tan cercanos (hasta ha regalado uno al cartero). Cuando se enteran, su día se convierte en una cuenta atrás para borrar el video de todos los dispositivos.
No me esperaba gran cosa, pues este tipo de películas tampoco lo requiere, pero por lo menos algún gag de enganche, algo que resulte más gracioso, puesto que el guión es de lo peorcito que he visto en comedias románticas y la dirección no lo arregla, pues llena la pantalla de primeros planos y no sabe arreglar de ninguna manera la poca química que existe entre sus dos protagonistas.

Además del principal planteamiento de la película. un tipo que ha regalado porque si no se cuantos Ipads. Es decir, no es un regalo de cumpleaños, no de Navidad, sino que como compra tantos cuando se quedan un pelín desfasados, los regala. A parte de millonetis excentricos, ¿quién puede hacer algo así?

Los actores elegidos para los papeles principales, son Jason Segel y Cameron Díaz. Ambos están al mismo nivel, pero eso no es bueno, pues no se han aplicado mucho, o el director no ha sabido dirigirlos, pues sus actuaciones no son muy buenas. Por lo menos la Cameron, luce palmito. El que se lleva la palma es Rob Lowe, recuperado para la comedia, no solo es el mejor de la película, sino que además cuenta con las mejores escenas.
Personajes llenos de clichés, gags ya muy vistos (por favor, hasta tenemos el típico del perro que persigue al prota en una casa sin que su propietario se entere).

En definitiva, no merece mucho más esfuerzo. Para mi no vale ni para esos momentos que no tienes nada que ver ( a no ser que quieras ver cacho de Cameron Díaz), estaba deseando que terminase cuando la vi. Una cosa buena tiene, por lo menos la termine. No la recomiendo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...