martes, 9 de julio de 2013

Star Trek: En la oscuridad

Mucha inquietud me despertaba este estreno, por si J.J. Abrams, habría podido llegar al nivel de entretenimiento que llegó con su anterior entrega de Star Trek. Y que alegría al ver el resultado, pues para mi parecer, no solo esta a su nivel, sino que incluso la supera por muchos detalles que os comentare a continuación.

El film se sitúa unos años después del final de la anterior. Kirk ya es capitán de la Enterprise, y tiene a todo su equipo al completo. En la Tierra, un ataque terrorista a uno de los archivos de la Federación, y el siguiente atentado a unos cuantos capitanes de naves de la Federación, hacen que Kirk, tenga que ir tras el autor de los crímenes. Este criminal es John Harrison, alguien prácticamente desconocido. La tripulación del Enterprise, se vera en medio de la refriega entre Harrison y ciertos miembros de la Federación, y todo en aras de conseguir salvar a la Tierra.
Lo primero que hay que decir, es el estupendo trabajo de guión y de dirección que tiene la película. No se trata simplemente de escenas con mucho ritmo y espectaculares, sino que además, te van contando una historia coherente, entretenida, que mantiene la atención, y que no se ve en un segundo plano tras las escenas de acción y pirotecnia. Todo un logro en los días que corren hoy, pues es lo que podemos entender como cine de entretenimiento con mayúsculas. Abrams empieza a perfilarse como el nuevo director de referencia en cuanto al cine de entretenimiento de calidad, como Spielberg en sus mejores tiempos hizo. Y ya va teniendo un curriculum que lo avala.
Pero no solo tenemos buen guión y mejor director, sino que también el trabajo de los actores, es de sobresaliente. Todos los personajes son interesantes, tienen su momento, no distraen sobre la acción principal, sino que además la enriquecen, sin duda merito de los guionistas y director, pero también de los propios actores por creerse su trabajo. Todos están bien, desde un estupendo Chris Pine como Kirk, hasta un recobrado Peter Weller. Zacahry Quinto cada vez esta más cómodo en su papel de Spock. Zoe Saldana, Karl Urban, Anton Yelchin y John Cho, están estupendos, y algunos muy divertidos. Para mi el mejor de la tripulación, es sin duda el carismático Simon Pegg, dotando a su Scotty de los momentos más divertidos de la película sin caer en el ridículo. Y mención a parte tiene el supervillano interpretado por Benedict Cumberbatch. Gran trabajo el de este actor en la película, que se come con patatas al anterior villano del Star Trek de Abrams, interpretado por Eric Bana, y que sin duda va a tener su reconocimiento, bien sea por los galardones (Oscars y demás), o por el público y la mente colectiva, pues a dado con el villano que más vamos a recordar de toda la saga Star Trek.
Además del guión, la dirección, y el trabajo de los actores, también tenemos grandes escenas de acción. Desde un inicio de sobresaliente al más puro estilo Bond, o Indiana Jones, hasta cualquiera en las que intervengan las naves, e incluso las luchas cuerpo a cuerpo. Estás últimas muy creíbles, bien dirigidas, y donde de nuevo el gran trabajo de Cumberbatch, es meritorio, pues no solo es postura de villano, sino que sabe repartir bien los golpes.

Tampoco so quiero destripar la película, pero os he dado argumentos suficientes para que la veais, y demostrar que es superior a la anterior. A mi se me hizo corta, así que os la recomiendo encarecidamente, además no hay que ser un fan de la saga para poder disfrutarla.

3 comentarios:

satrian dijo...

Es que el Sherlock de la BBC es mucho Sherlock, gran actor Benedict Cumberbatch.

Sergio dijo...

Star Trek nunca defrauda

Aline González dijo...

De las mejores película que he visto, sin duda. Lo tiene todo. ¡gran trabajo! me alegra ver tantas buenas críticas. Tengo ganas de ver una siguiente película, aunque sin J.J. Abrams de director me da un poco de miedo... pero bueno, seguro que el nuevo director lo hará igual de bien, o al menos, ¡eso espero!

Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...