jueves, 9 de septiembre de 2010

Noche loca




Simpática comedia, en la que los dos protagonistas son las estrellas del film; Steve Carell y Tina Fey.

Dirigida por Shawn Levy, la película nos sitúa ante un matrimonio con tres hijos, que ante la noticia del divorcio de unos amigos suyos, se replantean la monotonía de su matrimonio. Preparan una escapada para cenar en el centro, en un lujoso y moderno restaurante, y ante la imposibilidad de coger mesa, se aprovechan de una reserva a nombre de los Tripelhorn, que no aparecen. Esto les lleva a ser confundidos con unos estafadores, y su noche se convertirá en una aventura tras otra.

Estupenda y tremendamente hilarante. Una película que aunque no se aparta mucho de lo convencional, sus dos protagonistas y la gran química que surge entre ellos hacen que sea muy divertida, yo por lo menos, no pare de reír a lo largo de casi toda la película.

Quizá sea por que Steve Carell, me cae muy bien, y me parece uno de los mejores cómicos de los últimos tiempos (una pena que diga adiós a su estupendo papel en la serie de Tv The Office), y que Tina Fey, también me encante en la serie de Tv que ella misma creo. Pero sin duda son lo mejor de la película. Una apariencia de normalidad, que es lo que te hace simpatizar mucho con los personajes, puesto que pese a la inverosimilitud de las situaciones, no puedes dejar de pensar que esto le podría haber pasado a cualquiera, pues son gente normal, como yo, pero con mucha más gracia.

Escenas para reírse tiene muchas, desde el fantástico inicio donde llegan los peques de la casa a asaltar la cama de los padres, el conato de sexo tras una salida rutinaria a cenar, a la persecución en coche, y a un estupendo baile erótico final, que este último, si la película fuera considerada más importante, podría llegar a compararse al baile de Jaime Lee Curtis en Mentiras Arriesgadas.

A parte de los dos protagonistas, la película cuenta con un montón de pequeños papeles a modo de cameos, de importantes actores, como Mark Wahlberg, James Franco, Ray Liotta, Mark Ruffalo y Mila Kunis. Todos ellos estupendos en su pequeño papel. Se nota que se lo han pasado bien rodando la película.

En definitiva, una película, que pese a su convencionalismo, y algún que otro fallo de guión (como el oportuno Walhberg), resulta muy divertida, y entretiene mucho. Os la recomiendo, es para no perdersela.

3 comentarios:

satrian dijo...

Me gustan sus dos protagonistas, pero aun no he sacado tiempo para verla.

Carlos Gallego dijo...

No está mal la peli, como dices divertida, aunque Steve Carell no me gusta nada.

serreina dijo...

Satrian: para mi gusto merece la pena, pase una noche entretenida disfrutandola con mi mujer.

Carlos: pues para mi Carell es lo más. Su cara ya me parece graciosa.

Un abrazo a los dos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...