lunes, 20 de junio de 2016

Synchronicity

Un buen ejemplo de quiero pero no puedo. La película entretiene, y es un buen vehículo de ciencia ficción, pero quiere parecerse tanto a otras, que la comparación acaba por rebajar el nivel de la misma.
Dirigida por Jacob Gentry, nos cuenta como un físico ha conseguido doblar el espacio-tiempo, y hacer así posibles los viajes en el tiempo. Lo ha hecho sin colaboración gubernamental, pero si con mecenazgo. Su mecenas le pide resultados, y es cuando en el experimento, se producen ciertos hechos que refutan su teoría de viaje en el tiempo, al aparecer una Dalia perfecta. Al parecer, la flor es de una especie de mujer fatal aliada con su mecenas con la que se encuentra después del experimento. Ante el descubrimiento viaja de nuevo en el tiempo para impedir que le roben su descubrimiento. Algo que puede hacer tambalear a todo el universo.
La premisa es buena, y los continuos giros que la película contiene, hacen las delicias de los espectadores ávidos de la ciencia ficción más clásica (es mi caso también), pero como he dicho al principìo, es tan evidente que quiere parecerse a Blade Runner, que alguna imagen y escena, se nota que están rodadas contando tan solo con esa premisa. La música es muy parecida a la ya mítica banda sonora compuesta por Vangelis, y también transcurre todo en la nocturnidad y la semipenumbra. Las vistas hacia el cielo, iluminado por focos, y siempre por algún helicóptero que pasa volando, ya son el colmo de la copia. A mi por lo menos, en gran parte me sacó de la peli, no hacía más que recordar al de Ridley Scott, y eso no le viene a la película. Como he dicho al principio, las comparaciones son odiosas, y querer compararse con lago tan grande, es fácil quedarse a la altura del suelo. Hasta la mujer fatal recuerda a la replicante que pretende a Deckard, y con esto ya no digo más del asunto.
En cuanto a los actores. son todos desconocidos, salvo Michael Ironside, que ejerce de mecenas. La participación de Ironside, ya hace que el producto recale directamente en la serie B, que me encanta, pero no el que se quiera parecer a Blade Runner en la estética y el comportamiento de ciertos personajes.

En definitiva, una peli pasable, sobre todo si obvias el parecido razonable a la mencionada varias veces.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...