lunes, 4 de abril de 2016

Orgullo + Prejuicio + Zombis

Los que de vez en cuando os acercáis por aquí a leerme, sabéis que el cine de género de zombis es una de mis debilidades, y que suelo consumir cualquier producto que se acerque a este estilo de cine. La versión zombi de la obra de Jane Austin no iba a ser menos, y aunque reconozco que no he leído la novela en la que la película está basada, puedo decir que es un entretenimiento más del género, y que tan solo aporta el poder ver a estos no muertos dentro de un ambiente y una época completamente distinta a la que estamos acostumbrados. Es decir, no me ha disgustado, pero tampoco es perfecta (hablando siempre acerca de serie B, claro está).
Dirigida por Burr Steers, la película nos lleva a principios del siglo XIX, donde toda Inglaterra ha caído por la plaga zombi, y tan solo los alrededores de Londres permanece en semi-paz gracias a una zanja que mantiene aislada una parte del terreno, unida tan solo por un puente vigilado. Dentro de este territorio también aparecen de vez en cuando contagiados, y los aristócratas han optado por ser educados en la artes marciales para poder sobrevivir en este mundo. Las hermanas Bennet no podía ser menos, y gracias a ello viven en la casa familiar, con su padre y una madre que no quiere otra cosa que verlas casadas. Entre medio surge el amor, el orgullo y el prejuicio con dos apuestos jóvenes, el coronel Darcy, y su amigo pretenden a dos de las hermanas.
La película se acerca bastante al cine para adolescentes. Todo lo que se refiere al orgullo y al prejuicio está muy marcado, sin duda para que cualquier nivel de espectador sepa distinguirlos. Y a la película le falta fuerza en general, no llega a decantarse por lo que quiere ser. Ni es una comedia pura, ni en las escenas de acción se apuesta demasiado por la violencia y el gore. Todo esto le resta punch al conjunto, y hace que estés esperando a que llegue el gran momento que nunca llega.
Aún con todo, la pelicula se deja ver. Las escenas de acción están bien coreografiadas, y la época esta bien retratada. Una pena no se haya aprovechado para contarnos algo más delo que aparece en pantalla, pues habría sido mucho más entretenida y sobretodo, mucho más coherente. Me quede con ganas de ver los distintos entrenamientos y el origen de ellos, y no quiero que me cuenten como empieza la plaga zombi, pero si las consecuencias que ha generado, como por ejemplo la extensa zanja, que se resuelve todo en un prólogo animado por dibujos en cartón.
Entre los actores tenemos a Lily James y Sam Riley como verdaderos protagonistas. Cumplen bien su papel y poco más, pues tampoco era necesario. Y tenemos a dos de los actores de Juego de Tronos: al gran Charles Dance y Lena Headey. Dos actores desaprovechados, lo mismo que sus personajes, pues da la impresión de que podrían haber sido de lo más interesante de la película.

En definitiva, se deja ver como ya he dicho más de una vez a lo largo del texto, pero no es la obra que revoluciona el género y que yo esperaba tanto.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...