jueves, 3 de diciembre de 2015

Eliminado


Una nueva manera de ver el slasher. Si Nacho Vigalondo dió el pistoletazo de salida a enmarcar toda una película bajo el punto de vista de la pantalla de un ordenador y las ventanas que en ella se van abriendo y sucediendo, Lebran Gabriadze hace suyo el recurso y nos pinta un slasher, terror juvenil con sucesivas muertes, y todo a través de la pantalla del ordenador de una de las protagonista.

Cinco amigos hablan por Skype en el aniversario del suicidio de una de sus amigas. En la llamada aparece una persona no identificada, y todo apunta a que es una broma, pues se identifica como la amiga muerta. Cuando el ente empieza a dar detalles de la vida privada de ellos, y empieza a amenazarlos, se dan cuenta de que no es ninguna broma.

No pude ver la película en pantalla grande, pero no estoy seguro de si habría disfrutado tanto de ella como lo he hecho en casa, en la pantalla de mi televisor, por ser algo más parecido al tamaño de pantalla de un ordenador. Como me pasó con la película de Vigalondo Open Windows, estoy seguro la peli es mucho más disfrutable y estoy seguro te ves inmerso en ella si la visionas a través del ordenador.
La tensión esta casi desde el principio, y va en aumento. La película, no es una peli de terror al uso, de hecho, no juega con los típicos sustos, sino que te va metiendo el miedo poco a poco, y sobre todo angustia, que se transmite a través del sufrimiento de los protagonista.
Un claro reflejo y cierta crítica al ciberbullying, y las consecuencias que pueden tener dentro de la juventud de hoy en día, casi es lo que más miedo da. Esta claro que aquí tenemos un toque fantástico, pero no nos podemos olvidar que la película refleja videos, comportamientos, de muchos de los jóvenes de hoy en día, y que pueden llegar al suicidio.
La película claramente esta hecha con 4 euros, y estoy convencido de que contaremos con alguna secuela más, pues rentabilizó enseguida lo poco invertido en la película.
El reparto actoral esta al nivel de este tipo de películas, pero la dueñla de la pantalla de ordenador que vemos, es capaz de transmitirnos su miedo y angustia, por lo que destaca un poco sobre los demás, se trata de Shelley Hening. El resto, por lo menos para mi son bastante desconocidos.

En definitiva, no es una gran pelicula, pero si muy entretenida, sobre todo para los amantes del terror juvenil y el slasher (aunque todo hay que decirlo, lo peor que tiene la película son las propias muertes), además juega en su favor el tiempo de metraje, en poco más de 80 minutos, ya tienes la película vista. La recomiendo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...