domingo, 11 de enero de 2015

Birdman

Si el cine de Iñarritu había empezado a aburrirme (sí, siento reconocerlo), ante la cantidad de buenas críticas y comentarios que ha estado recibiendo esta película desde su estreno en EEUU, me decidí a verla. No me ha defraudado en ningún sentido, el director, filma la que para mi es la mejor obra que tiene en su filmografía, y puede que sea por la que será recordado en el futuro.
Una obra intensa, que no da descanso al espectador que permanece impávido ante lo que esta sucediendo en pantalla, atrapado desde el principio, y casi sin respirar.
Rodada en un falso plano secuencia desde el principio hasta el final, la película no solo es prodigio técnico, sino que todo su contenido, es más que aprovechable, le da sentido y se comprende la manera de narrar de Iñarritu a través del plano secuencia. La película nos muestra a Riggan, un actor ya maduro, que esta encasillado en un personaje que interpreto en los noventa en una trilogía: Birdman. Ahora, exhausto y casi convertido en una mera celebridad, esta dispuesto a volver a escena por la puerta grande. No quiere un gran éxito de cine, no quiere una gran recaudación, lo que quiere es que se valore su trabajo, por lo que apuesta todo lo que tiene en un obra de teatro que dirige, produce, adapta y protagoniza. La preparación, y por fin el estreno de la obra, realmente puede llegar a llevarle en picado en un extraño descenso a los infiernos.
No solo la proeza técnica, el guión, y la dirección están bien, sino que todo el cast actoral, esta perfecto. Destaca su protagonista, Michael Keaton, completamente entregado en lo que puede decirse ha sido el mejor papel de toda su basta carrera. Si pensamos que algún día solo sería recordado por el tipo que interpretó a Batman (todo el paralelismo que se le puede sacar en la realidad del actor, y su personaje en la ficción con Birdman), sin duda, a partir de esta cinta ya no va a ser así, sino que lo recordaremos por otro superhéroe, otro que ni siquiera ha vestido, y que tan solo le ha prestado su voz: Birdman. No solo Keaton esta que se sale, Edward Norton (el cual también nos ofrece cierto paralelismo entre su vida real y la que interpreta en la película) no se le queda atrás, y no hay que decir que las mejores escenas de la pelicula son precisamente en la que los dos están presentes a la vez: un esplendido pulso narrativo. Emma Stone, Naomi Watts, y Zach Galifianakis, también están de sobresaliente. Este último ha sido toda una sorpresa para mi, pues no le conocía en un registro dramatico, y hay que decir que es un pedazo de actor. Ya no lo veré como el tipo de Resacón en Las Vegas.
Amor, perdón, familia, amistad,... un motón de sentimientos se dan cita en esta obra, que ya puedo decir, (y eso que el año esta recién empezado) que pasa a ser una de mis preferidas de este 2015 que tanto cine nos tiene que dar. Por supuesto, la película no solo la recomiendo, sino que doy por obligatorio su visionado a todo aquel que ame el cine. Es una oportunidad de ver no solo la carga crítica que contiene la película hacia el mundo del espectáculo en general, sino que también puedes ver los entresijos entre escenas, muchas veces, más interesantes que la propia obra que se esta representando o proyectando. Si normalmente pudiera notas para calificar a las película, esta rozaría el 10.

2 comentarios:

Joan R. López dijo...

Nosotros no llegamos a darle un 10, pero la verdad es que es una soberana pasada, y un gran descubrimiento para la gran pantalla. Original y con unas actuaciones y realización soberbias. Recomendable totalmente

satrian dijo...

Galifianakis es genial, lo único complicado es poner bien su apellido :P
Me gustó Birdman, Iñarritu como a tí no me ha convencido siempre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...