martes, 18 de diciembre de 2012

El Hobbit: Un viaje inesperado

Puedo decir que la película no me ha decepcionado  pero no porque le haya salido perfecta a Peter Jackson, sino porque ya iba al cine con mis temores, y en buena parte, se vieron confirmados.

Antes de nada, decir que acudí el día del estreno a la película, en compañía de grandes blogueros, que nos habíamos reunido con el fin de disfrutar de la película tras una cena-charla cinefila. Así pues pude ver El Hobbit en compañía de los amigos de Cinemascomics y Bendita Cinefilia.
La sinopsis, es fiel al libro, Bilbo, tras un reencuentro con el mago Gandalf, decide irse a la aventura junto a 13 enanos que quieren recuperar sus tierras, pues viven en el exilio, por culpa del dragón Smaug. A pesar de mostrarse muy reticente con la aventura, enseguida se adapta al camino y a la compañía del mago y los enanos, una aventura que le llevara a encontrarse con el anillo único, que estaba en poder de Gollum.

Hace ya muchos años que leí El Hobbit, y al revés que me pasara con el El señor de los anillos (que he leído en varias ocasiones, y tenía mucho más fresco su recuerdo), no recordaba muy bien todos los pasajes del libro, aunque me agrado encontrarme con los que más recordaba, como es el caso del encuentro entre Bilbo y Gollum, y el pasaje de los tres trolls. El resto, me dio la impresión de estar estirado para poder llegar a las tres horas, y así poder hacer de nuevo una trilogía de más de 9 horas, que para la edición domestica, con el montaje del director, seguro se queda en 12. Y sino que me digan a mi que pinta el mago Randagast, que no recuerdo muy bien si aparecía en el libro, y su vergonzante escena ( ¿ha encontrado Jackson a su Jar Jar Binks?), y aunque los flashbacks sean necesarios para meterte de lleno en la historia, quizá ha abusado de ellos, o los ha hecho demasiado largos.
En cuanto a los actores, brilla con luz propia Martin Freeman, un gran hobbit, muy por encima del interpretado por Elijah Wood, y Andy Serkis, que los avances tecnológicos  le han permitido crear un nuevo Gollum aún más expresivo. También tenemos al eterno Ian Mckellen, que como antes lo hiciera en El Señor, vuelve a crear al perfecto Gandalf. Y a Richard Armitage como Thorin, y su larga compañía de enanos, a los que no voy a citar, pero que al igual que Armitage, lo hacen bastante bien.
También debo decir, que creo que Jackson ha abusado un poco de la música, pues no para en toda la película, y creo que alguna escena menos importante, habría quedado mejor sin estar presente.
Es una película para dejarnos con expectativas a lo que tiene que venir, porque todo lo relevante, esta aún por venir.
Aún con todo, debo de decir que la película no me ha disgustado, pero tampoco me ha encantado, ni me ha dejado con la boca abierta, como sí lo hicieron alguna de las películas de la trilogía de El señor de los anillos. Pienso que es una pelúcula que hay que ver, y que resulta entretenida, a pesar de rozar en alguna ocasión el tedio (estoy seguro que por esto me vais a criticar), así que la recomiendo.

8 comentarios:

satrian dijo...

Aun tengo que sacar tiempo para ir a verla, pero seguro que me gusta, solo con volver a la Tierra Media ya me doy por satisfecho.

Kike dijo...

Como comentamos, la parte de Rivendel se hace un poco pesada. Me ha gustado la comparación de Randagast/Jar Jar Binks, y es cierto que el pasaje de ese mago no pega ni con cola en la narración. Buena crítica!

jairo F.Quindós dijo...

no la he visto, la verdad que el Hobbit me encanto fue el libro que mas me entretuvo de Tolkien del que he de reconocer llego tarde a mi habito lector, en fin que seguro que estas fiestas no me la pierdo ganas tengo de ir ya.

Machete dijo...

Estamos de acuerdo, no es mala, pero no tan buena como debería haber sido. Radagast, no aparece como personaje en El Hobbit, solo se menciona de pasada, es primo de Gandalf.
Desconozco si en algún apéndice se habla de él. En la película adopta el papel de Beorn, el hombre que se transformaba en oso. La fusión del personaje no es algo malo, ya lo hizo Arwen con el elfo que rescata a Frodo en el rio. Pero es cierto, la escena es bastante paupérrima, en si por el tono que le imprimen. Dicha escena me recordó más a películas como La Brujula Dorada o Harry Potter (sí, no me gusta ¿pasa algo? XP) que a un trozo de aventura por la tierra media.

serreina dijo...

Satrian: ya te he leído, y me alegro de que te gustara.

Kike: Gracias. Ya lo comentamos todo a la salida del cine, jejeje

Jairo: espero te guste la película, a mi me gustó, pero no tanto como esperaba.

Machete: Lo dicho en tu blog. Me gustó, pero espero algo más en las secuelas.

Un saludo para todos.

Machete dijo...

Ya he contestado. Gracias por dar tu opinión.

Henry Mo dijo...

yo creo que dentro del amplio campo de seguidores de la saga cinematografica, y sin ser pureta de la saga literaria, llegamos a las mismas conclusiones. Muy bueno tu blog, te añado a favoritos

ANRAFERA dijo...

...estoy deseoso de poder verla! aún no he podido hacerlo. Gracias por esta interesante y personal sinopsis.
Un cordial saludo y mucha suerte en los premios 20Blogs.
Ramón.
P.D.: Si te gusta la fotografía y Photoshop, te invito a pasar por mi blog DISEÑO GRAFICO CON PHOTOSHOP (www.ramonferrera.blogspot.com), donde de manera desinteresada enseño técnicas muy fácil de realizar con Photoshop mediante tutoriales que explico "paso a paso". Espero te guste y sea útil.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...