domingo, 26 de febrero de 2012

No habrá paz para los malvados

Sabéis que no soy un ávido consumidor de cine español, algo de lo que no me siento orgulloso. El motivo, es que no me llama, simplemente, en numerosas ocasiones, o bien aborda temas demasiado vistos, o son películas pajilleras modernas estilo Pajares- Esteso, pero con actores de hoy (es decir, tetas,y chistes casposos). Pero ante casos como la película que abordo, no me queda otra que quitarme el sombrero. Enrique Urbizu, crea una obra maestra. Una de las mejores que se han rodado en los últimos tiempos en nuestro cine, y que con ella, y a otras de factura similar, están haciendo que se pueda revitalizar este cine español nuestro.
Urbizu nos mete de lleno en la piel del inspector de polícia Santos Trinidad, un espectacular José Coronado. Santos en una de sus muchas noches de borrachera, acaba en un local de esos de la "cadena CLUB", donde mata al propietario, a uno de sus esbirros, y a la prostituta que quedaba en el local. Esta es la primera escena de la película, donde sin casi mediar palabra, nos esta presentando a un personaje (Trinidad), del que no sabemos nada, y que tampoco llegaremos a saber mucho más a lo largo de la película, pero que a pesar de todo lo repugnante que pueda resultar, nos llega al corazón, y llegamos a simpatizar y mucho con él. Tiene la necesidad de borrar pistas, cuando es sorprendido por un testigo que huye del lugar. Por supuesto, Santos emprende una autentica investigación para poder dar con dicho sujeto, y poder darle finiquito. A la vez que su investigación, la juez Chacón (Helena Miquel), junto al investigador principal (Juanjo Artero), tiene la suya para dilucidar quién ha acabado con la vida de los tres personajes del club. Parecen ir siempre por detrás de Trinidad, en una investigación, que parte de un proxeneta, pero que pasar por narcotraficantes, hasta llegar al terrorismo yihadista.
Siento haber sido tan extenso con la sinopsis, pero estoy emocionado con esta película, de la que me siento especialmente orgulloso, por estar desarrollado en pleno por el cine español.
Urbiziu juega con maestría, y no solo dirigiendo, sino escribiendo su guión. Un guión que tuvo que recortar por motivos económicos, pero que a pesar de ello, le ha salido redondo. Muy reciente tengo aún Drive, una película en la que como esta, tampoco abundaban los diálogos. Y no abundad, pero no hacen falta. Los planos fabricados por Urbizu, el magnífico trabajo actoral (sobre todo por Coronado), y un montaje preciso, dicen todo lo que hay que decir en la película, y no le hacen falta más frases de dialogo.

Una película en la que te quedas con ganas de más, que se hace corta, con mucha denuncia encerrada, y que por fin, en España, se aborda el tema de la crisis aunque sea de soslayo.
Si eres como yo, que te resistes a ver película de cine español, demasiado y que no lo ves, hasta que de verdad compruebas lo que se esta diciendo del film en la crítica nacional (muchas veces corporativa con nuestro cine), anímate a ver esta película, no te defraudara, y en ella podrás ver también las influencias que ha tenido Urbizu, o acaso ¿no se vislumbra a Peckinpah, o a Ford, en esta peli?

La recomiendo encarecidamente. Santos Trinidad, ya es leyenda en nuestro cine. Que empiece el Rock and Roll.


Ficha de la película en Sensacine aquí.

3 comentarios:

Carlos Gallego dijo...

Tengo muchas ganas de verla

Machete dijo...

Lo bueno que tiene la película, es que toda la investigación se inicia de forma totalmente fortuita. Coronado está bastante correcto, hace más su propia caracterización que su interpretación. Sobre su personaje, si que se explican cosas, aunque bien entrados en materia.
El guión es sólido, cierto, aunque algunas cosas como la precisión en disparar con la borrachera y acertar de pleno, es un poco....
La película tiene un ritmo que te mantiene pendiente en todo momento, ahora no me ha parecido una obra maestra. Y el tema de la crisis, no veo por dónde se aborda...

David dijo...

Yo estoy con Sergio en recomendarla en pantalla grande, pienso que no va a defraudar a nadie. Coronado está pero que muy bien, super convincente y serio, y el resto está a la altura, todo el equipo, desde el primero al último. Eso se nota en esa sensación constante que se tiene al ver la película, que dices "qué bien, qué redondo". El guión de la caja 507 (otro peliculón del tándem Urbizu-Coronado más un excepcional Resines) es quizá más redondo, pero esta tiene una fuerza que....., hay que ir a verla como dice Sergio.
Enhorabuena a Urbizu porque no se puede hacer mucho más con esos apenas 3 millones € que tenía de presupuesto para hacer este peliculón.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...