domingo, 22 de agosto de 2010

La joven del agua. (Lady in the water)


Me anime a revisar esta gran película, tras mantener una amigable charla cinéfila con el amigo Carlos de Cinemascomics. La charla giraba en torno a Shyamalan, y su última película que aún no he visto, pero que veré, pues casi todas sus películas, se podría decir en cierta manera rozan la obra maestra. Esta lo es, y me parece uno de sus mejores films.

Un precioso cuento, inspirado, creo en uno que el propio Shyamalan contaba a sus hijos. Cleveland (Paul Giamanti), es el encargado de una urbanización de pisos, y una noche, descubre una ninfa (Bryce Dallas Howard), o mejor dicho, la ninfa lo salva de morir ahogado. La ninfa viene del Mundo Azul, un mundo bajo el agua, que ancestralmente estaba hermanado con el terreno, pero que se fueron separando. Llega a nuestro mundo, porque se están acercando a nosotros, después de haberles dado la espalda. La ninfa tiene que volver a su mundo tras llevar a cabo su misión, pero va a necesitar la ayuda de varios vecinos para volver, y no caer en las garras del mal.

La película, aunque este narrada en una época actual, hay que tomársela como un cuento, y a partir de ahí, entras de lleno en la historia. Una historia simple pero bella, llena de personajes fabulosos, que no saben que lo son, y Story (la ninfa), les va descubrir su misión en la vida.

La genialidad con el director trata la película, es un ejercicio de respeto hacia el espectador. Narra de una manera fluida, dejando entrever y no mostrándolo todo (en parte para que ejercitemos nuestro cerebro), como los grandes maestros han sabido hacer (como ejemplo podemos tomar Hitchcock, al que le debo alguna entrada). Los planos son los precisos, y las situaciones, por absurdas que parezcan (es un cuento), son verosímiles.

La riqueza de personajes es perfecta, tenemos de todo, y cada uno nos hace despertar un sentimiento. Tenemos el dolor (perfectamente encarnado por Paul Giamanti), el amor (una también perfecta Dallas Howard), la niñez (los vecinos chinos), el compañerismo (el gremio),... en fin de todo un poco.

Los actores, están muy bien dirigidos, destacando a los dos protagonistas, Paul Giamanti, del todo creíble, y Bryce Dallas Howard, que aunque hable poco, se expresa muy bien. El resto, aunque sean caras menos conocidas, lo hace muy bien, a reseñar, el papel que el director se ha reservado para si mismo, el Escritor, en este caso, más largo que sus habituales cameos en sus películas, y donde podemos ver a un solvente actor. A destacar como bien dice Albeto Abuín en su entrada, que el director se ha reservado el personaje del crítico de cine, como venganza personal, pues es un director muy incomprendido en su país, y nada más lejos, las críticas que le están cayendo por su última película The Last Airbender, que aunque aún no he visto, a buen segur no puede ser tan mala como la pintan.

También podéis leer un interesante articulo sobre la película aquí.

En fin una película muy recomendable, donde lo que tienes que hacer es dejarte llevar, y creerte lo que estas viendo. Yo le estoy dando vueltas de como poder contar el cuento a mis hijos, con mis palabras, pero quizá deba esperar a que puedan ver la película.

7 comentarios:

satrian dijo...

Yo me la tomé como lo que es y comentas, un cuento, pero no me acabó de convencer, el argumento no acaba de funcionar para mí, no por las situaciones fuera de lo común, o los personajes extraños, si no que parece ir a saltos.

Serwan dijo...

Insufrible... como todas las de Shyamalan. Lo siento, pero no me gusta ninguna de este director.

Adán Ruiz dijo...

No me gusto esa película. De lo peor de Night Shyamalan.

(!) hombre perplejo dijo...

Me encantó el personaje del crítico y su papel dentro de la historia !)

Yo también he buscado el cuento, pero no lo en-cuento. A ver si lo reeditan o me topo con él en la Feria del Libro de Ocasión del mes que viene en BCN !)

Abacab dijo...

Curiosamente vi esta película en el Alvia (anterior al Ave) de Madrid a Barcelona en febrero de 2007 (es decir, pasando por Zaragoza seguramente).

Me pareció un buen film, bien rodado, con buenas dosis de suspense y, sobre todo, con un genial Paul Giamatti.

Me gustaría volver a verla, ya que el reproductor de dvd del tren tendría la lente algo sucia y algunas veces pegaba saltos, con lo que el visionado no fue del todo perfecto.

No es mala época ésta para volver a verla. Quizás en septiembre con mi vuelta al curro y rutina semanal, en la que se incluye una visita a la sección de audiovisuales de alguna biblioteca, sea el momento adecuado.

Un abrazo Serreina!

CineManiaco dijo...

Difiero de tu opinión. Cierto que el planteamiento inicial es interesante, pero el director empieza a enredarse en su propio laberinto: llega a lo profundo de él demasiado pronto y olvida el mapa para salir (si lo había).

Por otro lado, termina de darle al traste con las actuaciones flojas (sobretodo la suya propia).

Particularmente, me tuvo interesado saber si iba a acabar pronto y si surgiría alguna sorpresa convincente, pero no...

¡Saludos!

serreina dijo...

Cinemaníaco: sin embargo a mi, me encanta la peli. Esto es lo bueno del cine, y me alegro mucho de leer opiniones diferentes a las mías, ya que no pretendo imponer.

Gracias por pasarte por aquí.

Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...