martes, 20 de diciembre de 2016

Rogue One: Una historia de Star Wars

El momento ha llegado, la ilusión al máximo, sentarte en la butaca del cine, y querer disfrutar sin prejuicios de una película del universo Star Wars, y al final, ver cumplidos tus sueños, no tiene precio. Soy un fan de las películas, tengo distintas ediciones en VHS y DVD de las mismas, y reconozco que no soy un seguidor del universo expandido, pero que ganas me han entrado después de ver la película, de ponerme a leer todos los libros, y devorar las series de animación que tenemos hasta la fecha.
Una película redonda, y eso a pesar de los rumores que nos iban llegando sobre rodar nuevas escenas, que se había contratado a otro director,... Gareth Edwards, ha hecho posible el sueño de todo fan de Star Wars, y es más, aunque no lo seas, la película es disfrutable al cien por cien. Seguro se te pasan cameos, y guiños claves a la saga, pero da igual, se puede disfrutar igualmente.

La película, es un spin off, que se llega a reconvertir en precuela, y estaría situado entre el episodio 3 y el 4. El film, nos narra la aventura de robar los planos de la Estrella de la muerte, para que los rebeldes en el episodio IV Una nueva esperanza, puedan acabar con tan mortífera arma. Tan redonda es la película, tan brillante es su final, que te quedas con ganas al acabar la peli, de enganchar con el primero de la saga clásica.
En esta película, conocemos a los anónimos, los que han estado detrás para que Leia puede grabar el mensaje y darle los planos a R2D2, y que puedan llegar a manos de los rebeldes. Vemos otra cara del lado "bueno" de la galaxia. Ese lado en el que todo, o casi todo vale para conseguir llegar a vencer al Imperio. Los protagonistas, no son ni buenos ni malos, son fruto de las circunstancias en las que se ven metidos, y abarcan una estupenda gama de grises, a cual más interesante.

Felicity Jones, está bien en su papel, Diego Luna se sale, de lo mejorcito que se puede ver en el universo Star Wars, con permiso de Han Solo, Luke, Darth Vader, y Bobba Fett. Forest Whitaker, tiene pocos minutos, pero le sobran para dar caña con su personaje. Mads Mikkelsen, también brilla. Y el resto del cast, no se queda atrás. Ninguno está de Oscar (salvo quizá Diego Luna), pero tampoco lo estaban en la saga de Star Wars ninguno.

Disfrutable al máximo si eres fan de la saga, pues esta película está hecha para ti, y si no eres fan, seguro que también la disfrutas, y eso a pesar de algún crítico profesional, que he leído, y que no se da cuenta que la película no es para él (como bien ha dicho Arturo González-Campos)
Muy recomendable.

Por cierto, no se como habrá quedado la voz de Darth Vader en español (esos minutos de su presencia en pantalla, son lo más¡¡¡¡), pues he visto la pelicula en VOSE, y lo que sí puedo decir, es que James Earl Jones, sigue siendo Darth Vader¡¡¡
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...