martes, 2 de febrero de 2016

El puente de los espías

Dirigida por Steven Spielberg, la película nos sitúa en plena guerra fría, donde un abogado de seguros se ve obligado por el departamento de estado a defender a un presunto espía soviético. Es un hombre de moral y justicia intachables, y aunque el juicio este perdido desde el principio, no dudara en hacer lo correcto, y defender lo indefendible ante quienes lo dan ya todo por juzgado. Tras lograr que no se le aplique la condena de muerte a su defendido, de nuevo deberá servir a su país estableciendo una negociación al otro lado del telón de acero, donde se pretende hacer un intercambio de prisioneros: su cliente por un joven piloto estadounidense que ha caído detrás de las líneas enemigas.
Podemos decir que no es la mejor película de Spielberg, pero sin duda, estamos ante una de las mejores del año, y sus nominaciones a distintos premios, incluida la nominación al Oscar a la mejor película son prueba de ello. El mago Spielberg sabe como trasladarnos perfectamente a aquella epoca. No solo eso, sino que es capaz con su puesta en escena, que de parezca que incluso este rodado por aquel entonces. Toda la ambientación es perfecta, y la dirección de actores es más que notable, llevandonos a recordar el cine de Frank Capra siendo interpretado por esa especie de James Stewart que se ha convertido Tom Hanks. Dicho así de frío, podría parecer que se me ha ido la olla, que Capra no era un artista del espionaje, pero sí de personajes, y lo que vemos en El puente de los espías, no es otra cosa que una película de personajes, dentro de una ambientación de espionaje. La definición de Hanks, como intachable padre de familia, justo y honesto, nos traslada directamente al ya mencionado Stewart, y además llegando a codearse con Hitchcock. Pero tampoco nos pongamos muy cinéfilos, al fin y al cabo, este blog esta hecho por un aficionado y dirigido a semejantes a mi.
En elenco actoral, tenemos al ya mencionado Tom Hanks. Perfecto en su papel, y una pena se haya escapado su nominación a los Oscars por esta película. También tenemos otros actores que han hecho bien su trabajo. No son tan conocidos como Hanks, pero para muestra la nominación al secundario de Mark Rylance, que compone un tierno y apacible espía soviético, fuera por completo de lo ya visto en el genero, y hace que llevemos a empatizar con él, situándonos ante una imparcialidad donde no hay ni buenos ni malos.
En definitiva, una película de espías, casi sin acción y donde incluso podríamos decir que roza el genero de juicios, pues la primera parte se centra en ello. Pero sobre todo, una película de personajes, muy recomendable y un ejercicio de buen cine, dando de nuevo el título de maestro al señor Spielberg.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...