sábado, 19 de septiembre de 2015

American Ultra

Entretenimiento ligero, que juega a dar varios palos de genero, y por no decidirse claramente por uno o dos como mucho de ellos, no sale todo lo triunfadora que podría haber salido.

Dirigida por Nima Nourizadeh, la película no cuentas las desventuras de una pareja de fumetas que viven en un apacible pueblo americano. Él, por motivos de ansiedad no es capaz de salir del pueblo, por lo que prácticamente viven castigados a no salir de las calles. Un buen día, y ante un ataque de dos tipos, Mike, que es como se llama él, descubre que tiene unas extrañas dotes para la lucha, y acaba con los matones en plis plas. Poco a poco va dándose cuenta que es fruto de un experimento de la CIA, y que su otro "yo", ha vivido aletargado hasta que ha sido despertado. Entre Mike, y Phoebe, intentaran escapar de sus captores, pues una parte de la CIA, parece querer hacer desaparecer todo rastro de dicho experimento.
Como he dicho al principio, la película va mezclado varios géneros sin decantarse claramente por uno predominante. Tenemos comedia, acción, gore ligero, espías,... todos mezclados pero no bien agitados. No llega a ser malo del todo, pues la película aguanta bien hasta el final (no es muy larga, se queda en poco más de 1 hora y 30 minutos), y vuelvo a repetir, es un entretenimiento ligero para una velada tranquila, o una tarde lluviosa, sin nada mejor que hacer.
 Las escenas de acción podrían estar mejor rodadas, y aunque al prota Jesse Eisenberg le sienta bien el aspecto desaliñado y casi cheposo para demostrar escepticismo hacía las dotes que acaba de descubrir, llega un momento en el que deseas que empiece a ser autoconsciente de su poder y llegue a erguirse del todo, y demostrar su valía al cien por cien. Quizá en una segunda parte podríamos verlo, pero ante las malas críticas que esta recibiendo, y que el espectador no esta llenando las salas donde se proyecta, dudo que se llegue a hacer. Yo me he quedado con ganas y me atrevería a una segunda parte.
Entre el resto del casting, tenemos a una sorprendente Kristen Stewart. No es al primera vez que ambos actores (me refiero a Jesse) coinciden en un rodaje. Para el recuerdo queda la estupenda Adventureland.
No lo hace mal, Stewart, y se le empiezan a ver dotes de actriz que quedaron oscurecidas por el crepúsculo. Tembién tenemos a Connie Britton, John  Leguizamo y Bill Pullman, todos correctos y bien en su papel. Y como villano principal (todo peli de espías debe tener uno), el personaje peor dibujado, un villano de risa, no es culpa del actor, pero sí claramente del guión y de la dirección. Topher Grace hace de un mandamás de la CIA, cuya única motivación es una pueril ambición de subir escalafones en la agencia.

Por lo demás, y como ya habéis entendido a lo largo del texto, puedo recomendar la película. Eso sí, no acudáis a ellos con muchas pretensiones. Si te dejas llevar por su premisa, saldrás convencido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...