lunes, 16 de mayo de 2011

Rubber

Película rara, pero que esta llamada a hacerse un hueco entre las películas de culto.

Quentin Dupieux, dirige esta película con sello francés, pero con un escenario americano. En concreto en un paisaje desértico típico del sur de EEUU. En este desierto, descubrimos a unos inusulaes espectadores de un film "en vivo", tras un gran monólogo, de uno de los artífices de esta supuesta película. En ella, un neumático, toma conciencia de si mismo, y se siente vivo. Tras descubrir que tiene incluso poderes telequineticos, se divierte haciendo explotar cosas, animales y personas. Mientras tanto, los raros espectadores, son testigos de los sucesos a través de unos prismáticos.
La trama de la película bien podría haber fallado en muchos elementos, y aunque en algunos lo hace, no podemos negar que estamos ante una entretenida película por rara que parezca. Robert (nombre que se le da al neumático en los créditos finales), tiene una personalidad enorme, a pesar de no poseer rasgos faciales, ni manera de poder transmitir sentimientos, y  a pesar de ello, lo consigue. Impresionante el momento del despertar, y ver como va aprendiendo a desplazarse, como si estuviéramos asistiendo a un documental de la naturaleza, donde un cachorro acaba de nacer y da sus primeros torpes pasos.
Además de esta escena, tienen bastantes interesantes, y desde luego, casi todas son en las que aparece Robert. Como en las que contempla la televisión, o se da una relajante ducha.
Los actores son practicamente desconocidos, y tan solo destaco el trabajo de Stephen Spinella, que con el monólogo del principio y su "no reason", ya hace bastante. El resto, sobreactua, pero se podría decir que por exigencias de guión, ya que lo que se pretende es hacer una película de serie B, pero con la suficiente calidad.
Los efectos especiales, están muy bien creados, donde lo que más destaca, además de haberle dotado de movimiento a una rueda, son las explosiones de carne y cabezas, demasiado reales, y que quizá algún estomago sensible no aguante.
Y la fotografía, un diez, impresiona la manera de reflejar la soledad del desierto.

En definitiva, una película que recomiendo, aunque quizá debas de estar dispuesto antes, a creerte que vas a ver una película de serie B, donde el asesino es un neumático, y los personaje tienen actitudes bastantes raras.

Ficha de la película en Sensacine aquí.

6 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Hace tiempo que la tengo en el punto de mira.
Lo que más mérito tiene, según leo, es el hecho de haber escrito un guión aceptable tomando como base una idea tan absurda. Yo, personalmente, no sería capaz de escribir más de cuatro páginas jaja

Por cierto, muy buenos los varios posters que existen de estas película. Hollywood debería tomar nota.

Kin G. Haro dijo...

No me esperaba esta pelicula por aqui... pero tras tu critica espero poder echarle un vistazo. Un saludo

HateLove dijo...

Gran película, toda una oda a lo absurdo que consigue descolocarte en todo momento con situaciones inverosímiles y sin sentido.

Como bien dices hay que estar mentalizado de lo que vas a ver y no exigirle mas de lo que ofrece.

Saludos!

ordago13 dijo...

Está la deje pasar en el cine a sabaiendas reservandola para una preciosa tarde de resaca de domingo¡¡¡

Carlos Gallego dijo...

Se llevo algún premio en Sitges pero no pude verla, la tengo en tareas pendientes, jeje.

serreina dijo...

Dr. Gonzo: tienes razón, me costo decidirme por el poster a publicar, y al final lo hice por el que tenía la leyenda en Español.

Kin G.: tienes que verla, es genial.

Hatelove: desde luego que tienes razón, hay que saber lo que se va a ver en todo momento. Y así, desde luego no defrauda.

Ordago: creo que has confundido el orden del comentario con The Tourist. Esta Rubber, sin duda es algo friky, pero merece la pena verla.

Carlos: pues nada, te he vuelto a poner deberes.

Saludos a todos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...