martes, 5 de abril de 2011

Los próximos tres días

Otra película que se convierte en exhibición de su protagonista: Russel Crowe.

Dirigida por Paul Haggis, la película nos muestra como un día cualquiera para una familia feliz, puede acabar en ser una tortura para el resto de sus vidas. Crowe, su esposa e hijo, están terminando el desayuno, cuando la policía irrumpe en su casa, para detener a la madre, que es acusada de asesinato. Finalmente, es condenada a 20 años de prisión, por un crimen que supuestamente no ha cometido, aunque todas las pruebas dicen lo contrario. Crowe, su marido, cree ciegamente en la inocencia de su mujer, y ante los fracasos de las apelaciones, y las apariciones de nuevas pruebas que puedan demostrar la inocencia de su mujer, se pone a urdir un plan para rescatar de prisión a su mujer, y poder escapar con la familia.
Crowe, compone un personaje muy creíble, donde, si bien la película no es perfecta, merece la pena verla, tan solo por ver la interpretación de este actor.
La primera hora de película, nos muestra con mucha meticulosidad, como este padre de familia, profesor de literatura en un instituto, es capaz de planear la escapada de su mujer. Y lo hace de una forma verosímil, pues nos muestra tanto sus éxitos en el plan, como sus fracasos, que los hay y bastantes. Estos fracasos, le ponen un punto de realismo a la película, que a pesar de tener algún fallo, acabas por creérterlo.
La segunda parte, se centra en la acción, metiéndonos de lleno en la fuga de la prisión, y en su posterior persecución. Y aunque sea difícil de creer, que una persona normal puede convertirse en un héroe del día a la mañana, Crowe, y su director, de nuevo lo hacen verosímil, al mostrarnos como el protagonista, titubea, no sabe bien como empuñar un arma, ...

Una película, además que no solo contiene amor, sino que habla del amor de un hombre a su mujer y a la estabilidad de su familia, y que es capaz de agarrarse como Don Quijote (como bien dice Crowe en un pasaje de la película) a su verdad, se ponga por delante, quién se ponga.
Los actores, están muy bien, con un fantástico Russel Crowe y Elizabeth Banks, como la mujer. Además, podemos disfrutar de la presencia de Olivia Wilde, en un papel secundario pero determinante, y un cameo muy bien metido de Liam Neeson. Además, se ha rescatado para la película, al veterano actor Brian Dennehy, para ser el padre de Crowe en la ficción.

Una película a la que quizá le sobre algo de metraje, pero que se disfruta de principio a fin, a pesar de sus fallos. Recomiendo la película.

Ficha de la película en Sensacine AQUÍ

4 comentarios:

Antara dijo...

No me gusta mucho Russel Crowe pero quería ver la película y no me defraudó para nada. La disfruté completa y me mantuvo interesada y entretenida. Actuaciones verosímiles, como acertadamente anotas. Yo también la recomiendo para un domingo por la tarde.

satrian dijo...

A mí sigue dándome pereza verla, supongo que haré caso a Antara y un domingo por la tarde...

Scotty dijo...

Me interesa principalmente por estar dirigida por Paul Haggis. Crash me pareció un peliculón.

Estupendo blog del que me hago seguidor.
espero que te guste El Blog de Scotty.

Nos leemos.

Carlos Gallego dijo...

La peli me gusto, Rusell Crowe como siempre, genial.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...