miércoles, 9 de diciembre de 2009

Termination Salvation


Vi esta película, con muchas reticencias, pues he leído y escuchado cosas muy malas sobre ella, quizá por todo esto, y porque le pedía muy poco a la película, no me disgusto tanto.

La cuarta entrega de la saga Terminator, esta dirigida por el estrambótico McG (solo el nombre ya es guasa), un director con poco personalidad, que se limita a hacer lo que le mandan, sin nada nuevo que aportar.

Nos sitúa ya en tras el día del juicio final, en medio de la guerra de los humanos contra las máquinas, donde esta ya un crecido John Connor (Christian Bale), con muchas dudas para ser el líder de la resistencia humana. La película se desarrolla en torno a un ataque frontal a Skynet, y como van resolviéndolo, colándose por medio Kyle Reese (Anton Yelchin), y un tal Marcus Wrigth (Sam Worthington), un tipo condenado a muerte que entrega su cuerpo antes de la guerra a la empresa Cyberdine Systems.

Un comienzo algo caótico, con la presentación de Marcus, y el porque va a aparecer en el resto de la película, nos da un guión flojo, y muy alejado de las dos primeras entregas (incluso de la tercera), donde lo que más me sorprende es el personaje de Kyle Reese, como un adolescente que se supone ha de ser el que viaje al pasado para engendrar a John, pues no me parece muy creíble. Bale, esta correcto, pero tampoco lo veo como un líder de la resistencia humana, pues tiene a mucha gente por encima de él, y tan solo se vale, como si un líder religioso fuera, de las emisiones de radio que da cada día, incluso lo llaman el profeta.
Por otro lado, esta Bryce Dallas Howard, supuestamente la pareja de Bale, que incluso esta embarazada, pero no sabemos de quién es el hijo, pues no se menciona en toda la película, y esta gran actriz, se limita a lucir palmito en medio de una guerra llena de hambruna y desolación.
Y el verdadero protagonista del film es Marcus, muy bien interpretado. Es más, casi deberían haber prescindido de al continuidad de la historia, y haber realizado la película como un Spin off, con Marcus como único protagonista.

Las escenas de acción están bien rodadas, así como los FX que se le dedican al artífice de todo ello, Stan Winston. Pero sin duda, estos terminators, son menos creíbles que los stop motion de las dos primeras, quizá por que no son iguales, sino que son más grandes. Y esto es lo bueno que tiene la película, las escenas de acción, aunque como he leído por ahí, yo también estoy esperando esas armas láser que se veían en las dos primeras películas.

Bien, la recomiendo, sin ser muy exigente con la continuidad de la saga, aunque como fan que soy, la historia me decepciono, aunque el conjunto me entretuvo (vaya lío). Por lo menos, espero no se continué con las directrices que esta haciendo gala el tal McG (podéis leerlo aquí), pues entonces si me defraudaría incluso Cameron por no tomar cartas en el asunto.

Y por cierto, el cameo de Chuache da risa, no os desvelo como es, pero sin duda es patético.

5 comentarios:

Carlos Gallego dijo...

Primero gracias por tu reseña. Qué decir, cuando la vi, fui con el chip de el mismo director de los "Ángeles de Charlie", o sea pocas perspectivas, pero en general me pareció entretenida, me hicieron gracia los guiños a los John Connor de las dos primeras entregas, el origen de la cicatriz en la cara y la forma de piratear las puertas de seguridad. En apartado FX me gusto y como dices el personaje de Marcus se los merienda a todos.
Un saludo :)

(!) hombre perplejo dijo...

A mí me parece muy interesante el trabajo como actor de Christian Bale, un tipo que siempre está espléndido, pero que lleva unos cuantos títulos eligiendo a los personajes que no son los protagonistas -o no los absolutos- ("Enemigos públicos", "El caballero oscuro", "The prestige", "El nuevo mundo"...) . Aquí, aunque el objetivo/macguffin es John Connor, creo que el film es sobre Marcus. Sólo hay que contar los minutos que aparece en pantalla, que es el personaje que hace avanzar la acción siempre, el protagonista del prólogo, que tiene su propia anagnórisis y es la clave de la resolución... En este sentido a mí el film gustó bastante. Mucho más que "T-3", por ejemplo. Y algunos detalles, más que guiños a los films precedentes, me parecen todo un logro de coherencia argumental (que y era difícil de lograr). Eso sí: no sé que pinta Bryce Dallas Howard ni su pesonaje en esta película !)

serreina dijo...

Carlos: A mi me paso lo mismo, la vi demasiado influenciado por muchas cosas (criticas, director, ...), pero al final (y a lo mejor a causa de esto), no disgusto para nada, y me parece muy superior a la tercera entrega.

Perplejo: Estoy contigo, la película es más sobre Marcus, que sobre John, y quizá por eso tiene su gracia la película. Sin duda para mi, Bale es uno de mis actores favoritos, como ya reseñe en algún otro post.

Saludos a los dos

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Es que al nivel de la primera es dificil llegar, creoq ue si no hubiera habido tantas secuelas la primera estaría en mejor consideración.

El expresionista dijo...

Coincido plenamente con tu comentario...en mi blog tambien está esta peli y lo mismo opino de ella jajaja

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...